Parece ser que me he aficionado a los doramas y ya me he visto otro. Esta vez por recomendación de Takumi, que ha dado de lleno ya que me ha encantado.Siempre he intentado evitar películas japonesas ya que no me atraen por la historia o las actuaciones a menos que sean historicas, cosa que me paso con Orthros no Inu, que la historia me enganchaba pero no algunas actuaciones.Pero esta semana me he visto una serie y he de decir que el actor protagonista me encanta como actua, su nombre es Abe Hiroshi y no es el típico guaperas japonés con el pelo teñido.La serie como he puesto en el título es Kekkon Dekinai Otoko y que decir que me ha encantado. Según me han comentado es tipo House pero a la japonesa y como House no la he visto (tendré que verla) pues os recomiendo esta.La serie trata de un reconocido arquitecto llamado Shinshuke Kuwano el cual pronto cumplirá 40 años y aún está soltero. El motivo: No soporta a la gente.A pesar de eso y de discutir siempre con sus clientes o con el carpintero de las casas que el diseña, su compañera de trabajo, Maya Sawazaki, lo respeta por su idea de darle protagonismo a la cocina y la sala de estar en el diseño de sus viviendas, por lo que no duda en dar la cara por él.

Kuwano es una persona que cree que estar solo es mejor que estar rodeado de gente. Le gusta la limpieza y tenerlo todo ordenado además de gustarle la música clásica escuchándola como si estuviese dirigiendo una orquesta mientras bebe un vaso de leche y también le encanta hacerse un buen filete de carne o comida en abundancia cada noche para cenar.

Un día que su joven vecina, Tamura Michiru, va a casa de Kuwano a quejarse del alto volumen de la música, a esté le da un fuerte dolor de barriga y ha de ser hospitalizado.

En el hospital, acompañado por su vecina, le asignan a la doctora Natsumi Hayasake, una solterona que por su amor por el trabajo no ha podido casarse aunque anhela hacerlo.La doctora Natsumi le recomienda a Kuwano que se quede en el hospital ya que según parece la dieta que este sigue es demasiado alta en coresterol.

Pero Kuwano decide irse diciendo que esta bien y siendo muy desagradable con la doctora a pesar de que esta se haya preocupado por él (como doctora)A partir de ahí Michiru y la doctora se haran buenas amigas, por lo que Kuwano vera a Natsumi muy a menudo yendo a casa de su vecina. Otro que se unirá a las tertulias de estas dos chicas, además de Chizuru, compañera de trabajo de Michiru será el aprendiz de Kuwano, el cual en principio se enamora de la vecina a pesar de estar saliendo con Saori, otra compañera de trabajo la cual también se hara amiga de Michiru.

En esas tertulias siempre acabarán hablando de una persona, Kuwano-san, al cual poco a poco le van tomando cariño a pesar de estar siempre criticándolo.Y un personaje que no podría dejar de comentar, Ken-chan. Al principio Kuwano se cree que es el novio de Michiru por lo que oye a través de la pared de su apartamento, pero Ken-chan no es ni más ni menos que un perro. Un perro que se hará amigo de Kuwano, incluso más amigo de él que de su dueña.

Tenemos también a la familia de Kuwano. La hermana casada con un médico del hospital donde trabaja Natsumi y el cual siempre está pidiendo dinero a Kuwano para hacer regalos a una chica de un Hostess Club, la sobrina y su madre, la cual quiere que su hijo se case sea como sea.

Otro personaje secundario es Kaneda, un arquitecto del cual Kuwano y Eiji siempre estan visitando su web para ver las actualizaciones que hace que no tiene que ver con la arquitectura sino con sus aficiones. A menudo Kuwano se lo encontrará en un bar que frecuenta y siempre irá acompañado de una chica distinta.Me ha gustado como en 12 episodios se puede ver la evolución de todos los personajes unos con otros, incluso los secundarios que solo salen menos de 1 minuto en cada episodio evolucionan, como la cajera del Conbini o el chico del videoclub.Un buen dorama. A mi por lo menos me ha encantado y no dudaré en ver más cosas de Hiroshi Abe. Me ha parecido buen actor.