Hace un tiempo ya dije que me había visto “Hols, el Principe del Sol“. Pues bien hoy me he visto “Jarinko Chie” o una traducción sería “La Pequeña Chie“.

¿Qué es lo que tienen en común estas películas? Pues que las dos están dirigidas por un genio de la animación japonesa y cofundador del “Studio Ghibli“, Isao Takahata.

Jarinko Chie es una adaptación de un manga creado por Haruki Etsumi y que obtuvo el premio “Shogakukan Manga Award” en 1981.Después de hacer la película también se hizo una serie de animación que duró de 1981 hasta 1983.

Historia

Chie es una niña que vive junto a su padre Tetsu. Su madre les abandonó ya que su padre había cambiado mucho y se había convertido en un yakuza gastando todo el dinero en las casas de apuestas.

La vida para Chie no es nada fácil ya que en el colegio se ríen de ella por no sacar buenas notas y por ir siempre con getas, incluso en la maratón del curso anterior corrió con ellos. Además de eso se ocupa del restaurante de yakitori enfrentándose a veces a los clientes que intentan tomarle el pelo pagando menos.

Pero Chie esconde un secreto a su padre y es que de vez en cuando sale a dar un paseo con su madre sin que él se entere.

Después tenemos a otros personajes como al gato callejero Kotetsu que siempre está en el restaurante y que verá al gato del jefe de la casa de apuestas como a un rival. Por cierto, el gato se llama Antonio.

Opinión

La película es muy simple y sin muchas pretensiones, simplemente nos enseña la vida de Chie con un poco de sentido del humor. Lo mejor de todo los gatos que siempre actúan como personas.

A pesar de eso me ha gustado por como está todo dibujado, sin uso de ordenador del que tanto se abusa últimamente y por lo cual aparecen animes como churros y ninguno de ellos llegan a la altura de los grandes clásicos de los 80 y 90.

Si, lo sé, los diseños os recordarán a Heidi, Marco y Ana de las tejas verdes, proyectos en los que también trabajó Isao Takahata.