He acabado a escribir la primera entrega semanal de Hikikomori Paradise, y ya estoy liado con la segunda. y es que esto es un no parar, se acaba una semana y empieza otra… ¿Quién tendría la brillante idea?

Igual que la semana pasada y la siguiente, y la otra, y la de más allá, os hablaré de los juegos que he ido jugando durante esta semana y a ver si esto mejora o no, tampoco hay que tener muchas esperanzas en esta sección, que es más un diario Hikikomori, o monólogo, como veáis, pero al menos no es la chorrocientas “los blogs que me molan de esta semana”

Lunes, 2 de Abril de 2012

He empezado el día igual que como lo acabé ayer, jugando al Silent Hill Downpour. He estado dando vueltas por el pueblo y he hecho un par de secundarias en dos casas, también he descubierto lo que era una cosa que decía Murphy de “Amarillo es iquierda”, que resulta que es para seguir una pista, pero no te lo dicen hasta después.

He llegado hasta el cine y he estado buscando rollos de película por todo el local para después ver que me faltaba una bombilla y no ha habido manera de encontrarla por ninguna parte… Así que he decidido grabar y a dormir, que ya son horas.

Esta vez ya he pasado de secundarias y he ido al punto del mapa donde tenía que ir. Allí me ha recibido una monja, pero al entrar estaba todo destruido y ha desaparecido (para siempre, como todos los secundarios). Poco después he encontrado a un crio que no me abría la puerta.

Dando vueltas por este escenario, he de decir que de momento es el mejor de los que he visto y en ocasiones recuerda a Silent Hill 2. He realidado un puzle relacionado con Hansel y Gretel que me ha encantado, la verdad es que es para quitarse el sombrero ante Vatra, aunque con todo lo que ha salido de la saga últimamente, tampoco lo tenían difícil. Por fin he logrado pasarme esa sección y lo que ha pasado después ha sido BRUTAL.

Martes, 3 de Abril de 2012

A estas horas de la noche no he avanzado mucho ás, el escenario ha vuelto a transformarse en el “Otro mundo” y se han añadido algunas cosas más que te putean bastante, pero simplemente, mola. Me han matado y ya lo he quitado, continuaré mañana y espero que se haya grabado la partida, que hay veces que le da por poner Guardando y ni puto caso.

He llegado a casa a las 19 horas, pero entre que me he puesto un rato en el ordenador a mirar unas cosas y a intentar acabar (sin éxito) mi opinión del Blades of Time para Pulpofrito, al final me he puesto a jugar a las 22:30 al Downpour.

He conseguido pasarme el área donde estaba y he de decir que va mejorando momento a momento. También he podido ver por primera vez en mi partida como hay tormenta y te salen más enemigos de lo normal.

Habré dedicado dos horas a recorrerme Silent Hill de arriba a abajo realizando misiones secundarias y perdido sin saber por donde ir para volver hacia atrás. También, y gracias a Rub, he podido visitar la habitación del The Room, que, aunque no puedas hacer nada en ella, mola verla.

Miércoles, 4 de Abril de 2012

Son la 1:30 y creo que dejaré mi investición por el pueblo de momento, ya va siendo hora de irse a la cama que mañana tengo que madrugar más de lo normal… y después tengo trabajo.

De momento llevo desde las 14:30 con los sobrinos por aquí en la habitación, primero les he puesto el Street Fighter IV a ver si con el Arcade Stick les salía por lo menos algún movimeinto, pero nada, igual que a mi en un principio y a snatcher el otro día, no ha habido manera, todavía son pequeños para eso.

Así que al final les he puesto el Rayman Origins, que para eso lo compré y están disfrutando como enanos, ya se han llegado ellos solos a la primera pantalla del mosquito, osea, se han acabado el primer mundo.

Vaya vicio se han pegado en toda la tarde los dos… han acabado llegándose al cuarto mundo, yo me había llegado al tercero, aunque les he ayudado en alguna pantalla que se quedaban atascados. Y todo eso hasta las 20:30, madre mia que enganchados que son los dos, más que el tío.

Yo no ha sido hasta las 22:30 que no me he puesto con el Downpour, y he estado pasándome un par de secundarias, la de la comisaría, la de las cenizas y la de las cintas de colores. También he encontrado un par de pájaros más, solo me queda uno.

He llegado hasta donde me pedían y he llegado a lo que creo que será el último escenario del juego, un escenario que en algún momento me está llegando a aburrir, por lo que de momento lo dejo y ya continuaré mañana.

Jueves, 5 de Abril de 2012

Como muchas veces que me voy a la cama, sobre las 00:30,  aprovecho para jugar al Metal Gear Solid 3D, que me había quedado en The Fear, un jefe que la verdad debe ser el más fácil de todo el juego. Sigo pensando lo mismo de los jefes de este juego, digáis lo que me digáis, no pintan nada.

He logrado llegar a la Fortaleza Formidable, Groznyz Grad y llegar hasta Raikov, un personaje que tiene cierto parecido con Raiden de Metal Gear Solid 2, un personaje odiado por casi todos… hasta el 4. Al principio me lo he cargado y han descubierto su cadáver… pero después he armado una masacre en la base y he conseguido dormirlo con la pistola tranquilizadora. Lo he llevado hasta una taquilla y allí le he quitado la ropa para disfrazarme de él, como curiosidad, en la taquilla hay una foto de Raiden.

Después de eso, mucho vídeo con mucha historia, espectacular la tortura y todos los personajes geniales, sobretodo Ocelot, mucho mejor que cuando es mayor. He conseguido escapar por las alcantarillas, pero ahora mismo tengo que enfrentarme a The Sorrow… otro coñazo de jefe. Ahí lo dejo hasta que me de por retomarlo.

Hoy por fin he acabado mi opinión del Blades of Time, creo que ha quedado bastante bien, ya lo veréis cuando lo ponga por aquí, aunque creo que ya estará puesto cuando leáis esto.

No ha sido hasta las 22:30 que no me he vuelto a poner con el Downpour, pero me ha durado unos 40 minutos, la última pantalla es un auténtico coñazo y culpa de ello lo tienen los nuevos enemigos y los que ya conocíamos, que si se juntan más de 3 te putean de lo lindo.

Así que me he puesto a mirar los juegos pendientes que tenía, y he llegado a la conclusión de que ya iba siendo hora de sacar el Xenoblade de la Wii, que desde que me la compré hace unos meses no lo había sacado de ahí por la razón de que hasta que no me lo acabase no jugaría a nada más en esa consola… pero es que es imposible, en 1 hora de juego no subo ningún nivel.

Viernes, 6 de Abril de 2012

No ha sido hasta pasadas las 00 horas que no he puesto el juego elegido, el fantástico Oboro Muramasa, un juego que no le hace falta ser en HD para ser espectacular, eso ya sabe enseñárnoslo Vanillaware.

Al empezar a jugar te dan a elegir entre dos personajes, Momohime y Kisuke, yo por supuesto he elegido a Momohime, que tiran más dos tet… En un principio el control se me ha hecho extraño, eso de tener que saltar con el stick izquierdo y no con un botón, me ha descolocado un poco, aunque poco después he visto que era necesario por los movimientos de  Momohime. Y después de atravesar un bosque con unos maravillosos gráficos hasta llegar a un cementerio y enfrentarme a un enorme demonio.

Cuando he acabado con él he recorrido los caminos de Edo buscando a otro enemigo que había secuestrado el alma de Momohime, y es que nosotros lleváremos en el juego a Jinkuro Izuna el cual ha poseído su cuerpo.

He conseguido llegarme a Yukinojyo, el tercer enemigo del juegoun samurai en un duelo en la playa y como siempre, en un escenario que es una maravilla, con unas olas que rompen antes de llegar a la playa. Este jefe me las ha hecho pasar putas y no he conseguido acabar con él, así que por hoy lo dejo.

Se me hizo tan difícil el enemigo, que hoy cuando he retomado el juego sobre las 13:00 he decidido empezarlo en el nivel normal, aunque poco después he descubierto que se podía continuar partida bajándole el nivel de dificultad y además, por lo que he visto, se puede cambiar de personaje.

He conseguido acabar con Yukinojyo en nivel normal, y he avanzado unas cuantas pantallas más avanzando por diferentes escenarios, más playas, cuevas y montañas nevadas son los fabulosos escenarios que he podido ver, además de unos baños termales…

Después ya ha venido mi hermano y los sobrinos, así que he grabado partida y después les he vuelto a poner el Rayman Origins, que según mi hermano ya se han llegado más que en su casa con la Wii.

No ha sido hasta las 22 horas que, picado por Rub que ya estaba por la recta final del Downpour, he decidido darle una oportunidad más e intentar pasármelo. He intentado pasarme a los putos perros atados y a su amo, pero después ha empezado a sonar una máquina de hacer matrículas que hacía que viniesen más enemigos, así que hemos decidido hacer una macrofiesta por todo lo grande gracias a las luces que daban sus sirenas… la ostia vamos.

En la siguiente partida he conseguido dejar a los tres atrás y esquivar al que aparecía con la sirena ha sido coser y cantar, después de eso todo ha ido como la seda, a excepción del laberinto que te pierdes y acabas muerto por la luz o por los enemigos que se meten enmedio.

Sábado, 07 de Abril de 2012

He empezado el día consiguiendo pasarme el laberinto y llegar a una zona de puzzles en la que con una válvula le dabas la vuelta al escenario, a mi me ha gustado, ha sido algo distinto. Y cuando me he pasado eso, otra vez a huir de la luz evitando guillotinas y monstruos hasta llegar al enemigo final, un enemigo ENORME y que por lo que pasa después le encuentro sentido, además de que para mi junto a los monstruos enganchados en ruedas son el mejor diseño de enemigo del juego, que ya es decir.

Gracias al poder de Thor he podido disfrutar de 3 finales, a cada cual mejor. Realmente me ha sorprendido en este aspecto y el juego en general me ha encantado. Otro juego más acabado, y tras hablar de lo que a mi me ha gustado y a él si, me voy a la cama, mañana a currar y a ver si puedo continuar con el Muramasa, que no lo he puesto ahora porque ya son las 2AM.

Después de llegar a casa de trabajar a las 19, me he puesto un rato con el Oboro Muramasa, en esta ocasión he ido al infierno y he luchado contra un enorme Oni. Para llegar hasta ahí he tenido que pasar por mi querida Kyoto y en las montañas podía verse el Daimonji… como me ha molado. Y nada, como me ha matado el Oni, a grabar y a ver si voy por ahí a cenar y al cine, que hace rato que está por aquí Lord Gouki.

Domingo, 08 de Abril de 2012

Al final no hemos ido al cine ya que después de cenar quedaban 2 horas para la siguiente sesión, así que otra vez a casa y a jugar al Oboro Muramasa. Está vez he conseguido cargarme al Oni, pero parece que lo que buscaba no se encontraba en el infierno por lo que he tenido que ir al cielo donde Fuujin y Raijin no me han dejado pasar.

Después de luchar contra Fuujin y vencerla, las puertas al cielo ya estaban cerradas, por lo que he tenido que dar otro rodeo. Allí he luchado contra una enorme estatua de Buda, pero me ha matado, así que por ahora lo dejo y ya jugaré.

Me he despertado y me he liado a arreglar algunas cosas del blog, ya que el servidor donde tenía alojadas las primeras fotos me lo han vuelto a cerrar… así que como por suerte las bajé, las subiré al actual y a esos que les den por culo.

No ha sido hasta las 19:30 que no he continuado mi partida al Muramasa, aunque primero he probado el Metroid Fusion de Game Boy Color y no está nada mal, la verdad. En el Muramasa he conseguido acabar con el Buda gigante, solo me ha costado ese intento y he podido ver el final del juego, que según parece hay más de uno.

He vuelto a empezar partida con Kisuke y me gusta que por lo menos la historia y sus enemigos sean diferentes a lo que he podido ver con Momohime. Aún así el juego se me ha empezado a hacer monótono y repetitivo y sobre las 21:30 tras haber matado un total de jefes finales y haber llegado a nivel 10, lo he quitado.

Eso es todo lo que ha dado de sí esta semana de vicio, pocos juegos pero ha estado entretenido y he podido acabarme el Downpour. Ahora toca grabar el Pulpodcast número 5, así que después ya me pondré a ver a que juego.