Otro thriller surcoreano que no está nada mal, esta vez basada en la novela All She Was Worth de la escritora japonesa Miyuki Miyabe. Esta novela se publicó en el año 1992 y ya tuvo dos adaptaciones televisivas en su país natal.

Se que se cambian algunas cosas referentes a la novela respecto a la historia y personajes, como sus trabajos, el resto es lógico que cambie transcurriendo la novela en Japón y la peli en Corea del Sur. A mi me ha encantado, pero por momentos se me ha hecho aburrida y lenta.

Historia

Jang Mun-ho y su novia Kang Seon-yeong van a casarse dentro de muy poco tiempo, es por ello por lo que hacen un viaje para decírselo al padre de él. Todo va bien y los dos son muy felices, pero al parar en una gasolinera a repostar, cuando Jang vuelve al coche se encuentra con que Kang no está.

La pareja piensa en casarse.

Tras buscarla y esperarla durante horas lo único que queda de ella es una horquilla en el suelo del baño para mujeres. Después de denunciar su desaparición a la policía vuelve a su casa y allí descubre que todo está revuelto y que todas las pertenencias de su novia han desaparecido.

Al día siguiente, un banquero amigo suyo donde guarda el dinero le dice que el día anterior descubrió que la cuenta que le había abierto a su novia estaba en números rojos y que tras llamarla para comunicárselo colgó enseguida. Tras preguntar al banco de donde procede la deuda descubre algo sorprendente, Kang Seon-yeong no es la persona que debe el dinero, sin embargo todos sus datos y número de identificación corresponden.

Desesperado por la desaparición de su novia.

Es por eso por lo que Jang contratará como detective a su primo Kim Jong-geun, un ex-policía que fue expulsado del cuerpo por aceptar sobornos. La casa está llena de huellas y no encuentra gran cosa, ¿Quién será en realidad la mujer con la que se iba a casar y porqué ha huido?

Jang y Kim sorprendidos por la información que consiguen.

Opinión

No creo que me vea la versión japonesa si es un calco a esta, quizás si sea una buena película al igual que esta versión, a veces los japoneses nos sorprenden y sus actuaciones son excelentes, pero si va a acabar siendo lo mismo y ya se como termina creo que no merece la pena, puede que si no hubiese visto esta lo fuese, pero no es el caso.

Lo que no sabía es que estaba de moda hacer remakes de películas japonesas en Corea del Sur, al estilo americano, eso me hace pensar que en este país donde últimamente le están pasando la mano por la cara al repetitivo cine de Hollywood se esté quedando sin ideas.

Nadie sabe porque ha desaparecido.

De todas maneras, como ya he dicho, es una película que se hace entretenida y tiene una buena historia que te mantiene enganchado a la caja tonta, las actuaciones como siempre excelentes y, aunque se haga pesada en algún momento y el final a media película ya sabes lo que está pasando, a mi me ha acabado convenciendo a pesar de no ser de lo mejor del cine surcoreano.