Pues sí, durante este mes de abril Microsoft ha puesto de oferta su Kinect y en vez de los 150 que suele costar lo ha rebajado a 99, precio que tampoco está mal si te gusta ponerte a hacer el tonto delante de la caja tonta.

Un precio que no está nada mal, por eso ayer después de trabajar decidí ir al Media Markt a comprarlo.Entré y me fui directamente hacia la zona de 360, y allí estaba el cacharro. Busqué a alguien de la sección para preguntarle el precio, no fuese que me clavasen el precio anterior. Pero no había manera, no aparecía nadie.

Apunto estuve de irme, pero decidir esperar un poco más mientras me ponía a mirar los juegos de 360. Cogí el Crysis 2 y pensé que para gastarme lo que costaba el Kinect ya podría comprarme el juego y ahorrarme unos cuantos euros… Pero acabé dejándolo y me fui a dar una vuelta por otros pasillos.

Cuando volví había un chico del MM enseñándole la 3DS a una pareja de mediana edad y posteriormente se la enseñaba a una madre que iba con su hijo de unos 2 o 3 años. Yo me acerqué e intenté ver la 3DS por encima de su hombro. Apenas pude ver nada.

Le pregunté al chico si sabía el precio de Kinect y me contesto: «¿Eso que és?» … «De puta madre«, – pensé – «el de la sección de videojuegos no tiene ni puta idea» y me dijo que preguntase en la sección de informática. «Este tío es tonto», pensé, pero aún así fui a preguntar, pero no sabían nada.

Fue entonces cuando volví a pasar por la sección donde tenían la 3DS y decidí dejar de lado la idea de comprarme el Kinect, total por 120€ más podía comprarme la 3DS, aunque sin juego, claro está. Pero la palabra KINECT seguía resonando dentro de mi cabeza: «K-I-N-E-C-TK-I-N-E-C-T, K-I-N-E-C-T», el puto duende en mi cerebro no dejaba de dar patadas.

Volví a preguntar a otro chaval, que a pesar de ser de la sección de informática intentó ayudarme, pero a mi se me había cruzado una tercera idea por la cabeza… comprar una PS3, pero venía con el Little Big Planet y el Need For Speed Hot Pursuit, pero me interesaba sin juegos, 333 era demasiado caro y encima con un juego que ya tenía.

El dependiente no pudo echarme una mano ya que el ordenador de su sección no le decía el precio del cacharro de Microsoft, pero me mandó a una mesa de información que era de la zona de películas y de videojuegos y que por fin pudieron decirme el precio del Kinect: 99’95€, el precio de la rebaja. También le pregunte si tenía PS3 peladas y me dijo que sí, que valía 295

Decidí pasarme por la sección de juegos y coger el Kinect, al fin y al cabo era lo que había ido a comprar. Pero ya en la cola de cajas empecé a pensar: Si el Kinect vale 100 y por 120 más tengo una 3DS, por 80 más que la 3DS tengo una PS3… Así que antes de que me estallara la cabeza, me dirigí a la zona de 360, dejé el cacharrito, cogí el Heavy Rain Move Edition de PS3 y me fui a la mesa de información y le dije que me diese una PS3.

Cinco minutos más tarde estaba saliendo del Media Markt con una PS3 bajo el brazo, sin mirar atrás, no quería ver como Kinect se despedía de mi con lágrimas en los ojos, había sido traicionado.

Así que ya soy poseedor de una PS3 y poco a poco me iré comprando los 4 juegos contados que tiene buenos. De momento el Heavy Rain y tengo pedido el Yakuza 3 y el Metal Gear Solid 4.