Ayer, como casi fin de semana, fuimos a cenar a un japonés (son chinos los que lo llevan) de esos de cinta que se llama Akasaka en el que por unos 15€ te hinchas a Sushi y demás cosas (me encantan las gambas que hacen, pero muchas veces no las como porque sino no paro).Pero, además, como casi cada fin de semana también decidimos ir al cine a ver una película (que cada día está más caro, después se quejan de piratería cuando son ellos los piratas). No veíamos ninguna película que nos atrajese especialmente, y a alguno la última de los X-men no le apasionaba a pesar de las buenas críticas.Está vez decidímos ver la que parecía ser  la última película de Hanna Montana. ¡Que no, que es bromaaaaa!. La verdad es que es una película de un tal Joe Wright, director inglés que sacó dos películas en su país natal, «Orgullo y Prejuicio» y «Expiación«,  y que dió el salto en el cine americano con «El Solista«. ¿Cómo, que no conocéis a este director? Pues sinceramente yo tampoco, no había visto ninguna película suya.

Historia

Hanna es una chica de 16 años que vive en las heladas tierras del norte de Finlandia con su padre Erik. Desde que era pequeña ha sido entrenada por él para ser una experta cazadora y asesina, a estar alerta de todos los peligros que la rodean, incluso cuando está durmiendo. Su misión, matar a una agente de la CIA llamada Marissa Wiegler.

Pero llega el día en el que ella cree que está preparada, y en cuanto Erik la pone a prueba y ve que Hanna está lista, por lo que va en busca de un viejo transmisor de cuando pertenecía a la CIA y que tenía escondido enterrado en la nieve. Le dice a Hanna que en el momento en el que lo active, Marissa acudirá para acabar con ellos, por lo que le recomienda que se lo piense bien antes de hacerlo.Un día, cuando Erik se va a cazar y vuelve a casa, ve que su hija ha activado el interruptor, por lo que empieza a prepararse para lo que está por venir y queda con Hanna para encontrarse posteriormente en Berlín. Mientras que Erik huye, Hanna se queda en la cabaña esperando a que un grupo de fuerzas especiales de la CIA la capture y la lleve a su sede en Marruecos.

Allí dice que quiere conocer a Marissa, y esta envía a una doble y a unos agentes a sedarla. Hanna, pensando que la doble es la agente real, acaba con ella y en cuanto entran los guardas para sedarla acaba con ellos y se da a la fuga, encontrándose después y a bastantes kilómetros de la base, con una familia francesa que está de turismo por el país y se hará amiga de la hija de estos.

Marissa contratará a Isaacs, un despiadado asesino para que vaya tras ella y la mate, y el cual no dudará en acabar con la vida de cualquier persona que se le cruce por delante y que haya tenido contacto con Hanna.

Opinión

Antes de entrar al cine a ver la película hicimos algo que no habíamos hecho nunca: Mirar críticas de la película y contrastar distintas opiniones de distintos blogs personales o páginas conocidas (la verdad es que en los blogs salía bien parada y en film affinity, las primeras críticas eran bastante pobres)A mi me gustó, aunque es cierto que tiene un par de fallos en el guión, pero la actuación de la niña que interpreta a Hanna es sorprendente y lo repelente que es la hija pija de la familia francesa también, incluso llega a dar asco.

También destacaría la interpretación de Tom Hollanden como el asesino contratado por Marissa y que silba una canción en varias ocasiones que no caigo de donde habrá salido, pero teniendo ciertas influencias en los cuentos de los hermanos Grimm es posible que algo tenga que ver.No me ha gustado lo que ha salido en la película de España y que suele ser lo típico que tanto suele gustar al público norteamericano, flamenco y palmas. La verdad es que no he estado por Córdoba, pero seguro que tiene mejores sitios de los que han salido en la película de lo que solo sale un camping con una pinta de lugar pobre impresionante.

Berlín tampoco sale bien parada, aunque tampoco he estado allí… pero a veces parece más que sea Prypiat (Chernobyl) que la capital alemana.