Como siempre que dirige o sale Clint Eastwood, otra buena película, yo la recomiendo para ver.Walt Kowalsky es un veterano de la guerra de Korea, cascarrabias y sobretodo racista.Odia a sus hijos y le molesta todo lo que hacen sus nietos. Lo único que le importa ahora que ha muerto su mujer es su coche, un Ford Gran Torino. Y por si fuera poco a la casa de al lado se ha trasladado una familia china.Cuando Thao, su joven vecino falla en el ritual de iniciación en la banda de su primo robándole el coche, al discutir con la banda estos acaban en el jardín de Walt, por lo que a punta de escopeta los saca del jardín y hace que se vayan.Esto hace que la familia de chinos crea que Walt ha salvado a Thao, por lo que todos los conocidos de esa familia empezaran a hacerle ofrendas dejándoselas en su escalera e incluso obligan a Thao a trabajar para él para enmendar el intento del robo de su coche.Otro día, al pasear por uno de los barrios marginados ve que su vecina china Sue esta en problemas, y viendo como se defiende ante sus atacantes decide ayudarla y llevársela a casa en su camioneta, lo que hace que nazcan unos lazos de amistad muy fuertes entre los dos incluso invitándolo a una fiesta familiar en su casa.

Lo dicho, interesantísima película de Clint Eastwood, ya tardais en verla.