Otra nueva entrega de la saga Gears Of War creada por Epic Games y, en esta ocasión, con People Can Fly cogiendo el relevo, una empresa que ya nos sorprendió con el genial Bulletstorm (si no lo tenéis deberíais) y que cuenta con los creadores originales como apoyo para realizar este nuevo juego que no tiene nada que envidiar a las otras entregas y que innova en algunas cosas.

Con la marcha de Cliff Bleszinki de Epic Games cuando ya estaban liados con este proyecto, muchos se pensaban que el juego no iba a a ser tan bueno como los anteriores, sin embargo, los que ya habíamos jugado al anterior juego de People Can Fly teníamos la confianza de que iba a merecer la pena, y así ha sido, con algunos añadidos, Gears Of War: Judgment es un buen juego.

Historia

El planeta estaba siendo invadido por las larvas en lo que se llamó el Día de la Emergencia, y dos facciones, la Coalición de Gobiernos Ordenados (CGO) y la Unión de Repúblicas Independientes (URI), antaño en guerra para hacerse con el control de la imulsión, han tenido que unir fuerzas para poder garantizar la supervivencia de la raza humana.

En uno de los pelotones de la CGO liderado por el teniente Damon Baird, hay uno de esos hombres que ahora luchan contra los locust, su nombre es Garron Paduk que junto a su teniente, la cadete Sofia Hendrik de la Guardia Ónice destinada al pelotón para controlar los movimientos de Paduk y un antiguo jugador de Palizaball llamado Augustus Train son el pelotón Kilo, y están siendo juzgados por desobedecer una orden.

Mientras los locust atacan en el exterior de los juzgados de Halvo Bay, el Coronel Ezra Lumis solo tiene una cosa en mente, condenar al pelotón Kilo por desobedecer ordenes de un superior y actuar por su cuenta. En el juicio los cuatro miembros del equipo contarán los hechos.

Jugabilidad

Todo el que haya jugado a la saga debería conocerse los controles a la perfección, el sistema de coberturas sigue siendo el mismo y la forma de disparar también, quizás lo único destacable en el control de nuestro personaje es que las granadas tienen un acceso más rápido debido a que ya no tendremos que seleccionarlo con la cruceta si no que podremos lanzarla en cualquier momento pulsando LB, la cruceta tampoco será para seleccionar arma como en los anteriores, esta será para ver nuestro siguiente objetivo y donde están situados nuestros compañeros.

Vuelve una de las armas más increíbles de Gears Of War 3, el Silverback, solo que esta vez lo utilizaremos en una sección bastante corta del juego. Y es que esa es una de las novevades del título, ya no se tratará de un capítulo largo en el que tengamos que avanzar, si no que ahora el juego irá por secciones cortas en las que se nos propondrá llegar a otra punta del escenario eliminando a nuestros enemigos. Así que muchas veces tendremos qeu atrincherarnos en algún lugar y sobrevivir a las hordas de enemigos, sí, habéis leído bien, este modo ha sido incluído en la campaña principal pero un poco más simplificado, podremos coger algunas torretas automáticas que encontremos en el escenario y colocarlas donde queramos y ya habrán puestas barreras para evitar el paso de los enemigos, en alguna ocasión habrá alguna torreta desde la que podremos disparar nosotros.

Lo mejor de estas secciones son los retos que se nos proponen en cada una de ella, y es que al empezar veremos un símbolo de los Gears en la pared que nos propondrán un reto distinto para pasar la siguiente sección, es nuestra decisión activarlas o no, pero suelen hacer el juego más divertido. En algunas se activará una tormenta de arena o niebla en las que apenas veremos, si es en interiores lucharemos sin luz y pendientes de las ráfagas de disparos enemigos para saber a donde apuntar, también se nos pedirá sobrevivir a una oleada utilizando solo un tipo de arma.

Aceptar estas misiones desclasificadas y cumpliéndolas será la forma más sencilla de ganar estrellas al acabar cada una de estas secciones y así mejorar nuestra puntuación, pero lo mejor de todo es que al llegar a 40 desbloquearemos una nueva campaña que vuelve a ser al estilo de los anteriores juegos y que nos llevará al futuro, más concretamente al final de Gears Of War 3, en un momento en el que Baird y Cole se separan de Marcus en busca de un barco, y será entonces cuando volvamos a Harvo Bay acompañados de Carmine.

Soy un pecador de la pradera, lo se, y a mi el multijugador Online no me atrae mucho, ahora mismo ya ni siquiera tengo cuenta gold para probarlo y si la tuviera poco hubiera hecho, lo que si soy consciente es que en esta saga suele ser bastante entretenido y en la tercera entrega disfrute del Modo Horda junto a Zer0sith y Evil Ryu y sus torretas.

Gráficos

Si hay alguien que sabe como funciona el Unreal Engine, sin duda son sus creadores, Epic Games, y sin duda también se nota que han metido mano a la calidad gráfica del juego porque es uno de los mejores juegos gráficamente en XBox 360.

Los modelados de personajes son los que estamos acostumbrados de la saga, aunque en esta ocasión Sofia, el único personaje femenino que controlamos durante el juego, va menos tapadita que Anya y Sam y muestra un buen culamen, algo raro en un juego de la saga, aunque tiene una cara de mala ostia que no veas.

Pero lo que más sorprende sin duda son los escenarios del juego, y es que Harvo Bay es una auténtica pasada, una ciudad recién destruida en la que incluso pueden encontrarse los cadáveres de los ciudadanos que no pudieron escapar por las calles. Los fondos son una caña, con King Raven y enemigos volando, así como fauna del planeta, además de efectos partículas, espectaculares explosiones y fuego.

Sonido

El juego cuenta con una excelente banda sonora que recuerda mucho a las melodías escuchadas en anteriores juegos de la saga, con el tema principal que ya conocemos que suena en alguna ocasión un poco modificado. Eso sí, no esperéis canciones como la de Mad World de Gary Jules que sonaba en el momento más épico de la tercera entrega, bueno, es que en este Gears Of War he echado en falta eso, un momento épico.

También hay que decir que volvemos a tener un doblaje de calidad como ya estamos acostumbrados desde la primera entrega, aunque quizás he echado en falta más tacos y algún «Mierda«, que un Gears Of War sin nadie diciéndolo cada dos por tres debería estar prohibido. Y es que señores de People Can Fly, que llevamos a los dos personajes más colgados del Pelotón Delta, pero es que ni Cole, que siempre está soltando paridas, dice nada destacable aquí.

Teniendo en cuenta de que Baird y Cole ya son dos personajes de la saga conocidos, hay que decir que sus voces son las de los anteriores juegos, los locust también tienen el mismo repertorio que en todos los juegos y el resto de personajes tienen un doblaje de la misma calidad que el resto.

Opinión

Este mes tenía ganas de novedades y Gears of War: Judgment era uno de los que tenía pendientes de finales del mes pasado, así que como ya tenía el Bioshock Infinite, del que hablé ayer, pues decidí comprarlo, y la verdad es que no me ha decepcionado, aunque en algunos momentos me haya parecido inferior al resto, quizás para mi el mejor capítulo del juego haya sido la campaña que desbloqueas, Repercusiones, aunque el resto del juego no está mal, con algunas novedades interesantes y que hacen que el juego, a pesar de ser un más de lo mismo, tenga algo que lo diferencie de los anteriores.

Como ya he dicho más arriba, se echan en falta más tacos y más chascarrillos de los que nos tienen acostumbrados, que sí, dicen algunos pero a veces están tan en segundo plano que ni les prestas atención. A pesar de esto sigue siendo un Gears y un buen juego que sin duda gustará a todo aquel que haya disfrutado de los anteriores y encima hacen una campaña extra gratuita y que cuadra con los eventos vividos en Gears of War 3.

Aún así se echan en falta más exclusivas con más novedades para 360, algún juego nuevo y novedoso y no tanta secuela, tal y como podemos ver en la consola de la competencia que en los últimos dos años le han comido mucho terreno a la consola de Microsoft y este año nos presentarán un par de juegos de gran calidad. Pero creo que para eso ya es tarde.