Parece mentira que esta serie de 7 episodios sea de Katsuhiro Otomo, un autor que después de AKIRA, uno de los mejores (para mi) manga de la historia, apenas ha pegado un palo al agua y todo lo que nos ha traído no ha merecido realmente la pena.Pero Freedom si merece la pena, y la verdad es que 7 capítulos se hacen cortos.Aunque Otomo solo haga el diseño de personajes y de mechas, la verdad es que Freedom recuerda mucho a AKIRA. Takeru, el protagonista recuerda mucho en diseño y personalidad a Kaneda, además de que también conduce una moto.La historia de Freedom nos situa en una estación lunar llamada Eden. La Tierra fue destruida hace tiempo y ya no es un planeta azul habitable, si no un planeta rojo donde es imposible vivir.

Un día, en una carrera ilegal contra su rival Taira, tiene un accidente que pone en peligro otras vidas, por lo que es castigado a realizar tareas en la superficie lunar.En uno de sus servicios Takeru ve caer un objeto cerca de donde él esta, y al ir a recogerlo ve que es una foto de una chica en la que pone en el reverso: “Estamos a salvo. ¿Hay alguien ahí fuera?

Después de buscar  a esa chica por toda la estación y no encontrarla, se da cuenta por una foto que tiene un anciano llamado Alan, de que esa foto está tomada en la Tierra, en el cabo cañaveral, desde donde se lanzan los cohetes de la NASA.

Animado por Alan y con ganas de descubrir la verdad detrás de esa foto, se embarcan en un vehículo lunar y descubren que lo que les cuenta la administración de Eden es todo mentira y que el planeta no es rojo, si no azul.

Cuando la administración se entera de esto, pone en busca y captura a Takeru y a sus amigos para que no divulguen la información. Pero Takeru no está de acuerdo con eso y decide ir a la Tierra en busca de la chica de la foto.