Habiendo visto el otro día la de The Viral factor y hace tiempo la de The Beast Stalker, me dio por ver otra de las películas de Dante Lam que pensaba que no había visto… y después de poco más de media hora me di cuenta de que lo que estaba viendo ya me sonaba, y efectivamente al final resultó que si.

Pero ya que estaba decidí continuar viéndola, total es una película bastante entretenida, y aunque no sea de lo mejor que he visto de este director, la de The Beast Stalker me encantó, si que es mejor que la de The Viral Factor al tener menos acción sin sentido y una historia más creíble.

Historia

Tras la muerte de su mujer, el inspector Manfred empezó a vivir como un vagabundo en su furgoneta en busca de su asesino y va siempre con una cortadora de pelo a mano para rapar a cualquier maleante con el que se cruce y que lo vea el único testigo que lo vio.

Manfred, el inspector vagabundo.

Uno de esos días, se encuentra el cadáver de una prostituta en un motel y parece ser que uno de los hombres de Manfred ha tenido algo que ver con el asesinato. Es en ese momento cuando entrará en escena Kee, un alto mando de narcóticos para pedirle ayuda para recuperar un teléfono móvil perteneciente a un policía infiltrado que ha sido robado por una banda.

A partir de ahí los dos empezarán a colaborar en busca del asesino y de la venta de drogas, y descubrirán que se va a hacer un intercambio de armas en un restaurante chino, pero cuando están allí son descubiertos por culpa de un topo y es cuando empieza un tiroteo poniendo en peligro la vida de oficiales de policía y de civiles. Además parece que el asesino de la prostituta tiene algo que ver con esto.

El inspector Kee será de gran ayuda.

Opinión

Sin duda la película es entretenida y está bien dirigida siendo de lo mejor que he visto de este director, aunque claro, también hay que decir que solo he visto tres películas suyas y esta ya la había visto anteriormente… así que supongo que me  volveré a ver su otra película que me encantó.

El tiroteo en el restaurante es una delicia.

 Quizás lo mejor que tiene sean los giros argumentales para descubrir quien es el topo y las personalidades de sus protagonistas, con un Manfred marcado por la muerte de su esposa pero siendo un buen policía en el que todo el mundo confía y gracias a la inteligencia de Kee conseguirán avanzar en una investigación en la que los dos están interesados al estar involucrados los dos departamentos en los que trabaja cada uno de ello, siempre vigilando quien puede ser el topo que da el soplo a los delincuentes cada vez que van a dar el paso y estar a punto de atraparlos.