Una de esas extrañas bebidas que pude probar en Japón y que recientemente he podido volver a degustar gracias a un establecimiento Rumano llamado Transilvania situado en El Vendrell.Como casi siempre, uno de esos días que fuí a solucionar una avería a dicha población, pase por delante de esta tienda de comida típica del país y me fije en una botella con unos extraños colores.Decidí pasarme después de acabar con la faena para comprobar si esa fanta era la tan ansiada Fanta de Uva que tanto me había gustado en Japón y que podía encontrarse en casi cualquiera de las muchas Vending Machine del país Nipón. La dependienta me confirmó que si que era ese sabor, por lo que, a pesar de costar poco más de 3€, decidí hacerme con aquella botella de 2’5 Litros de puro sabor.

Como podéis ver por la etiqueta, en Rumanía es Fanta Struguri, siendo struguri uva en ese idioma.Espero poder volver a pasarme por esa tienda, porque me ha durado un suspiro.