Después de Mad Max y de El Libro de Eli, seguimos con mundos post-apocalípticos y esta vez le toca a un videojuego creado por Bethesda Softwords. Y si quereis saber algo más del próximo juego de Hokuto No Ken, que también entraría en esta clase de mundos, echarle un vistazo a la preview que ha escrito Zer0Sith del Hokuto Musou.

Hacía tiempo que lo había empezado, pero como se me había roto la 360 PAL no pude continuarlo ya que no era Region Free.La primera impresión que tuve al jugarlo es que era un juego normalillo tirando a malo. Pero después de jugarlo en profundidad y meterme más en la historia de “Yermo Capital“, que no es ni más ni menos que un Whasington D.C. devastado por una guerra nuclear.

Sería como un mundo alternativo en el que no se ha evolucionado mucho en algunas cosas pero sin embargo si en otras como en robots, eso sí con un estilo a películas o series de ciencia ficción de esa época, como los Dalek de la conocida serie Doctor Who.Se que es un juego que tiene un tiempo y que ya se habrá escrito mucho sobre él, pero como en el blog suelo hablar de cosas que juego o veo, este juego no va a ser la excepción.

Historia

Tu madre acaba de darte a luz y con la tecnología que poseen ya sabrán el aspecto que tendrás de mayor. Pasan los años y vas creciendo en el Refugio 101, un refugio que cerró sus puertas en el año 2077, el día que estalló la guerra nuclear y que según parece nunca ha llegado a abrir sus puertas.

A los 10 años en tu cumpleaños te regalan un Pipboy-3000 y tu padre una escopeta de perdigones para que puedas matar algunas mutarachas que entran esporádicamente en el refugio y a los 16 años tendrás que hacer el examen de la G.O.A.T (aunque Goat es cabra, igual que el logo de estas siglas, es un test de personalidad donde podremos elegir nuestras habilidades) para saber lo que seremos en un futuro.

Ya es el año 2277, han pasado ya 200 años desde la Guerra Nuclear, has cumplido los 19 años y tu padre ha huido del del refugio. Por lo que decides seguir sus pasos y averiguar a donde ha ido.

Pero el supervisor del refugio no está de acuerdo con eso y ordena a seguridad a que maten al ayudante de tu padre. Las cosas van cada vez a peor y el próximo al que quieren eliminar es a ti, y por si fuera poco se han colado mutarachas al refugio las cuales están atacando a sus habitantes. Habrá gente que estará a favor del supervisor y otros que no, entre ellos su propia hija Amata que ayudará a nuestro protagonista a huir.

Ya fuera del refugio, el Trotamundos Solitario o “101” como lo llama Three Dog de Radio Galaxia, emprenderá la búsqueda de su padre, el cual parece ser que lo mintió desde que nació.

Su búsqueda lo llevará por diferentes lugares del Yermo, como Megatón, una ciudad fortificada con restos de aviones y chapas alrededor de una bomba nuclear sin detonar, Rivet City, una ciudad construida en un portaaviones encallado.

En su aventura “101” se enfrentará a diferentes peligros y mutaciones debido a la radiación, pero también encontrará diferentes personas que lo ayudarán.

Por un lado tenemos las criaturas que han evolucionado, como las rata-topo, las mutarachas, las tochomoscas, los hombres pinza, los Yao Guai (mutaciones del Oso negro americano), hormigas gigantes y los mutascorpius.

Después tenemos los Super Mutantes, personas evolucionadas con un virus y convertidas en máquinas de matar sin ninguna cultura ni inteligencia.

Los peores enemigos serán los sanguinarios, unas bestias de unos dos metros de altura que nos atacarán con sus afiladas garras y que si no tenemos una buena estrategia contra ellos será un suicidio atacarlos, sobretodo cuando van en grupo.

O los robots, máquinas que después de la guerra aún siguen protegiendo los lugares que vigilaban antaño y no dudarán en atacar a cualquier persona que entren en las instalaciones que vigilan.

Pero no todos los enemigos de “101” y del Yermo son criaturas, también están los saqueadores (con la ropa al más puro estilo Mad Max o Hokuto no Ken) y los Mercenarios Talon, contratados por el Enclave para acabar contigo.

En el lado de la gente que está de parte de “101” están los habitantes del Yermo que sobreviven como pueden y la Hermandad del Acero, una Orden de caballeros que en principio deben recuperar todo lo que puedan de lo que queda del viejo mundo y que protegerá a todo aquel habitante que sufra en el Yermo. La Hermandad del Acero tiene su base en el Pentágono y ahora lo llaman “La Ciudadela“, cosa que al Presidente Eden, no parece hacerle mucha gracia.

En un futuro donde todo son desgracias no pueden dejar de existir los comerciantes de exclavos, así que en Paradise Hall tenemos un grupo que se dedica a eso.

Y por último los necrófagos, personas que debido a la radiación se les ha podrido la piel y parecen esqueletos andantes y que también están de parte del protagonista. El problema es que cuando sufren altas dosis de radiación dejan de ser del todo humanos y se convierten en Necrófagos salvajes, o más bien, zombies.

A pesar de que las ruinas son de 2077 nos encontramos con que los vehículos, anuncios y robots son inspirados en los años 50, además de la ropa que podemos encontrar como la “ropa de antes de la guerra” y los muchos carteles que nos encontramos por la ciudad y es que parece que el mundo se quedó en los años 50.

Mención especial a la bebida, la Nuka-Cola y su versión especial, la Nuka-Cola Quantum, la cual tiene un característico color azul y brilla en la oscuridad, conseguida después de varios experimentos y conteniendo isótopos radioactivos.

¿De lado de quién estás tú, de La Hermandad del Acero o del Enclave?

Jugabilidad

A veces te pondrá de los nervios ya que al principio salen enemigos con más potencía de fuego y mayor resistencia de la que posees en ese momento, como los supermuntantes o los Mercenarios Talon, pero cuando ya has subido unos cuantos niveles y conseguido nuevas armas serán pan comido (entonces aparecerán otros enemigos más fuertes que nos costará pasar en un principio)

Para jugar podremos optar por una vista en primera persona o con una en tercera persona ajustable, pudiendo incluso situar la cámara sobre el hombro al estilo de juegos como Gears of War 1/2 o Resident Evil 4/5.

A mi el juego me ha durado alrededor de las 70 horas explorando algunas zonas de mapeado y realizando misiones secundarias, pero el Yermo es inmenso y aún así me he dejado la mitad de localizaciones por explorar.

Al explorar esos nuevos lugares hay algunos que nos dan la posibilidad de hacer misiones secundarias por lo que con una de las habilidades desbloquedas pueden verse en el mapa donde están.

Otra cosa que le añade jugabilidad es el sistema V.A.T.S., un sistema que, mediante una barra nos permitira ejecutar potentes disparos a la zona del cuerpo de un enemigo que queramos (como también se vió hace años en el Vagrant Story de Square Soft), pudiendo anular parte de la visión de los enemigos si les destrozamos la cabeza o hacer que vayan más lentos si les destrozamos las piernas. Siendo el último ataque cuando les queda poca vida el más espectacular cuando conseguimos una habilidad y con la que arrancaremos cabeza y extremidades.

Durante el transcurso del juego podremos elegir si ser buenos, o malos con un sistema de karma que se irá llenando o vaciando dependiendo de las respuestas que demos en las conversaciones y las distintas elecciones que vayamos haciendo durante la aventura.

¿Las armas? Todas las que queramos, empezamos con la escopeta de balines y podremos conseguir diferentes tipos de armas comprándolas a los mercaderes o robándoselas a los enemigos que eliminemos. Las hay de todas clases, katanas, bate de baseball, martillo, pistola de 10mm, de 32mm, escopetas recortadas y de combate, rifles de caza, rifles de francotirador, magnum con mirilla de francotirador, pistola laser, rifle láser (o una versión llamada difle dáser), pistola de plasma, rifle de plasma, lanzallamas, lanzamisiles, gatling… y las caseras, armas que podremos montar con diferente chatarra en bancos de trabajo, aunque para ello antes necesitaremos el esquema de montaje.

Todas estas armas se deterioraran con el uso por lo que podremos combinarlas entre ellas (las del mismo tipo) para poder mejorar sus caracteristicas y repararlas. Lo mismo pasará con la ropa y armaduras, cuantos más ataques recibamos, más se romperan y más energía nos restaran los ataques enemigos. Siendo imposible utilizar el material roto hasta que no lo reparemos.

Para recuperar energía tendremos que utilizar estimulantes, agua potable embotellada, agua sucia embotellada, Nuka-Cola, comida en conserva que vayamos encontrando, la carne de los animales mutados que matemos o beber agua en fuentes, rios y lavabos.

Habrán otras comidas que nos den atributos temporales, como más barra para realizar el V.A.T.S, más resistencia contra algunos ataques enemigos, etc.La única comida que no nos subirá el nivel de radiación serán los estimulantes y el agua potable. Las demás nos subirán la radiación que llevemos en el cuerpo, por lo que tendremos que utilizar el rad-away, un item que sirve para bajar el nivel de radiación.

Todos los estados que suframos, todas las armas deterioradas, el nivel de radiación, si tenemos una parte mutilada del cuerpo, TODO, podremos controlarlo desde el fabuloso Pipboy-3000.Y por último tendremos a diferentes compañeros de viaje que juzgarán nuestra personalidad y decidirán acompañarnos o no, según el karma que tengamos.

En el grupo podremos llevar a uno de esos personajes y a… Albóndiga (Dogmeat en el original), un perro que salvaremos y que nos acompañará en nuestra aventura hasta que lo maten (o lo matemos sin querer con una granada mientras esté atacando a un enemigo).

Gráficos

El modelado de personajes es en lo que más flojea el juego. Pero en lo que es el Yermo y sus diferentes zonas y edificios está todo muy trabajado y cuidado al detalle.

Lo que más me ha gustado es el cambio de día/noche con unos anocheceres y amaneceres que son una auténtica pasada, una maravilla para los ojos, (aunque a veces el sol te deja ciego)

El modelado de los personajes es lo más flojo del juego, (y ya no digamos los movimientos del protagonista, dignos de un juego de hace 10 años) , aunque claro está es un juego hecho para jugarlo en primera persona, es por eso por lo que no lo veo como un fallo.

Recomiendo jugarlo en primera persona, claro está, aunque cuando consigamos las armaduras de la Hermandad del Acero o del Enclave, mola poder verlas mientras no tengamos nada que hacer caminando por el Yermo.

De todas formas, todos los personajes cumplen perfectamente su función.

Al ser Whasington la ciudad donde estaremos no faltarán los monumentos y lugares de la ciudad, como el Monumento al Presidente Lincoln, el Monumento al Presidente Washington (el obelisco) en el National Mall, el Archivo Nacional, el Museo de Historia, el Capitolio, la Casa Blanca y el Pentágono.

Todos están perfectamente recreados… aunque en ruinas, claro está, siendo la Casa Blanca la más mal parada de todas.

Música

Otra de las cosas que tampoco le faltan a Fallout 3 es la música y es que con el Pipboy-3000 también podremos sintonizar diferentes emisoras de radio (encontrando con anterioridad su frecuencia pasando por algunos de los lugares de Washington D.C.). Las dos emisoras más conocidas serán la de Radio Galaxia y la Radio del Enclave.

La primera contará con Three Dog como locutor y siempre dará información sobre los progresos que vayamos realizando, sería como la radio de la resistencia. La segunda emisora contará con alguien que dice ser el presidente de los Estados Unidos, el Presidente Eden.

Estas dos emisoras de radio nos pondrán distintas canciones de los años 1940-1950 con cantantes cono Bob Crosby, The Ink Spots, Danny Kayes and the Andrew Sisters y Roy Brown entre otros.

Una banda sonora que a mi me ha gustado y que crea una ambientación espectacular mientras vagas por las calles destruidas de Washington. Matar supermutantes al ritmo de esos clásicos no tiene precio.

Opinión

Para este juego lo mejor es hacerse con la edición Game Of The Year (GOTY) ya que, aparte de poseer nuevas expansiones, trae una que es directamente una continuación de la historia principal y que además nos dará la posibilidad de continuar explorando el Yermo después de acabarnos las misiones principales. Esa expansión es Broken Steel, que como yo no tenía la edición GOTY me la compré en el bazar la semana pasada que estaban a mitad de Microsoft Points, 400MPs.

En esta expansión podremos subir desde el nivel 20 al 30 y tendremos nuevas opciones para elegir al subir nivel, como por ejemplo resucitar a Albóndiga cada vez que muera, encontrando a un hijo suyo en los alrededores del Refugio 101.

El juego principal tiene muchas horas de diversión, una ciudad destruida perfectamente reflejada y con muchos detalles, como por ejemplo, el agua irradiada. ¿Aún así, como puede ser posible que haya electricidad después de 200 años?

Tiene algunos bugs, como atravesar algunas veces paredes y quedarte atascado en ellas o quedarte atrapado en huecos donde no puedes salir. El juego, por supuesto que lo recomiendo, es un FPS-RPG muy bueno, opinión que como veis he cambiado desde que lo jugué por primera vez.

Un juego inmenso y que no le falta nada. A menos que me haya olvidado algo (seguro que sí), no tengo nada más que añadir, solo que hace unas semanas me daba igual el próximo Fallout New Vegas y ahora estoy deseando jugarlo.

Imágenes

Y unos cuantos Artworks.