Llevaba mucho tiempo a que este juego bajase de precio, y el otro día mientras iba con un colega a echar un vistazo para juegos de Wii, vi que estaba a dos precios distintos… por una parte el normal de 64’99€ y por otra a 37’79€, así que sin pensármelo mucho ya que le tenía ganas, me hice con él.

El juego vuelve a realizarlo Reflections, pero en esta ocasión ya no será de la mano de Atari, si no que lo hace como nuevo estudio de Ubisoft. Quizás ese sea uno de los motivos por el que el juego haya dado un gran giro respecto a anteriores entregas con nuevos añadidos y que además, por otra parte, haya vuelto a sus orígenes.

Historia

Por fin el detective John Tanner puede relajarse un poco tras haber atrapado a Charles Jericho. Mientras observa a lo lejos alejarse el furgón que llevará a su enemigo a cumplir su sentencia, decide irse a tomar unas cervezas con su compañero Jones.

Es entonces cuando desde un helicóptero de la policía, una mujer armada con un lanzacohetes derriba uno de los coches de escolta del prisionero, mientras tanto, en el furgón, Jericho consigue librarse de las esposas y hacerse con el control y emprender la huída. Tanner, que lo ha visto todo, decide emprender la persecución.

Después de una intensa persecución, pierden a Jericho tras entrar a un callejón por lo que continúan por una de las salidas a una calle principal. Pero antes de llegar a la salida, ven que jericho se ha puesto detrás de ellos y los empuja hacía la calle. Allí un camión aparece y se lleva por delante el Dodge Challenter RT en el que van Tanner y Jones.

El sonido de la sirena de una ambulancia, el del electrocardiograma… algo parece ir mal. De repente, Tanner se despierta en su coche, y tal y como va conduciendo no deja de escuchar el pitido del aparato médico, además de ver carteles por todas partes con su nombre y en el cual le piden que realicé alguna cosa. Al parecer él es el único que los ve y por eso y algunas cosas más, su compañero lo toma por loco.

Muy pronto, y sin saber porque, Tanner se dará cuenta de que puede intercambiarse de cuerpo con otras personas de la ciudad. Incluso se podrá elevar por las alturas y desde allí buscar a sus objetivos.

Gráficos

En este Driver, al igual que la primera parte volvemos a San Francisco y tendremos recreada con casi todo lujo de detalles esta ciudad norteamericana al completo.Pero el juego en este aspecto cuenta con bastantes fallos, algunos que se los dejas pasar por alto y otros que quizás no tengan importancia, pero si que sorprende. Por una parte no tenemos ni ciclo de día-noche, ni condiciones climatológicas. Y por otro lado, San Francisco pierde una de sus señas de identidad, los tranvías. Circularemos por las calles empinadas con saltos tan típicas de las películas, algunas de ellas con las vías de estos vehículos, pero nunca nos cruzaremos con ninguno de ellos, simplemente no hay.

El juego cuenta con unos vídeos CG bastante guapos y en el que se puede ver el realismo de los personajes y de los vehículos, con eso no quiero decir que todos los vídeos del juego estén realizados así, solo serán renderizados cuando veamos las caras de los personajes y pasarán a utilizar el motor del juego en las escenas que se vea solo el coche con unas transiciones entre unas y otras perfectas.

Y es que hay una inmensa cantidad de coches reales recorriendo de arriba a abajo las calles de San Francisco. Hay que decir que los 128 coches licenciados de distintas marcas están muy bien recreados, aunque quizás se echen en falta otros vehículos, como motos, helicópteros o embarcaciones. Los golpes y roturas de cristales de los vehículos tampoco están nada mal.

Jugabilidad

El juego es el típico sandbox de conducción que todos conocemos en el que tendremos una amplia ciudad para conducir por donde queramos. En esta ocasión no será necesario conducir de un punto a otro para empezar una misión, podremos utilizar la nueva característica que se le ha incluido a esta entrega, el shift. Gracias al shift podremos subir a vista de pájaro para ver los distintos objetivos a cumplir en la ciudad y después de seleccionarlo con la retícula, empezar la misión.

Tendremos todo tipo de misiones secundarias, desde atrapar sospechosos, huír de la policía, ganar carreras ilegales por las calles de San Francisco, asustar a un profesor de autoescuela haciendo maniobras imposibles para un novato, hacer un recorrido en tiempo record pasando por checkpoints, o incluso carreras por equipos en las que tendremos que hacer que nuestros dos coches lleguen primero a la meta. Algunas de estas misiones nos desbloquearan un vehículo que podremos comprar en uno de los talleres que previamente hayamos comprado… (aquí no regalan nada) y que podremos utilizar en estas misiones, nunca en las de la historia principal.

Quizás si no se hubiese sido introducido el shift en el juego se le hubiese criticado por otras cosas, cosas que seguro que al juego le falta, porque ya lo he dicho más arriba en gráficos, pero que en esta ocasión y gracias a la  trama del juego es perfectamente creíble y encima le dota al juego de un aspecto jugable que cuando le pillas el tranquillo lo adoras.

Imaginaos que estáis en una carrera y que los rivales son más rápidos que nosotros, pues no hay problema, realizamos shift y nos metemos en un coche que viene en contra dirección para después empotrarnos con algunos de nuestros rivales mientras nuestro coche continua en modo automático hasta que volvemos a él con algún rival menos. Esto también resulta útil para una huida de la policía, que creedme, en esta entrega es difícil de perderlos, aunque incomprensiblemente han desaparecido las barreras de coches policía.

Las misiones de persecución también me han gustado menos que en otras entregas y no se me han hecho para nada difíciles, quizás una de esas razones sea la de que se puede cambiar de vehículo y dificultar la labor de nuestros rivales, pero es que también puede que el listón estuviese muy alto con la misión de Driv3r en la que tenías que perseguir a Calita por las calles de Estambul.

Una de esas cosas que poco me ha gustado es la inteligencia artificial de los habitantes de San Francisco, una inteligencia que a veces, mientras esperas entrar en el cuerpo de alguna persona para realizar una misión, mientras conducen ves como algunos coches te empiezan a dar golpes al intentar de cambiar de carril estando tu ahí…Al principio no tendremos todo el mapeado disponible, y cuando tratemos cruzar alguno de los muros rojos que nos encontremos, el juego nos devolverá a una posición anterior. Algo que a muchos puede no gustar, pero que, como he dicho, tiene una explicación lógica dentro de lo que es la trama del juego. Tal y como vayamos avanzando y realizando misiones, se nos irán desbloqueando nuevas zonas y nuevas habilidades del shift, como poder subir más alto para ir más rápido de un lugar a otro.

Sonido

Estamos ante un juego de coches, así que no os extrañe que escuchéis durante el transcurso del mismo motores, derrapes, choques, sirenas de policía o coches pitando, así como las quejas de los transeuntes (un par de gritos, nada de insultos), que aunque no lo parezcan son muy listos y ninguno de ellos morirá por atropello, que te esquivan.

El doblaje del juego es excelente, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados Ubisoft y la banda sonora, pues esta vez se basa más en canciones reales que podremos escuchar por la radio de nuestro coche a música de ambiente que suena mientras realizamos alguna misión.

Opinión

Driver: San Francisco vuelve a los inicios de la saga, persecuciones a altas velocidades y accidentes espectaculares sin opción de salir de nuestro vehículo ni de realizar misiones a pie, ni siquiera tiroteos. Pero tiene algo que lo hace diferente de otros coches e igualmente disfrutable, el shift, una incorporación que puede echar para atrás en un principio pero que al final queda de puta madre.

Yo me lo he pasado bien con el título, el shift es todo un acierto y como ya he dicho tiene una muy buena explicación dentro de lo que sería la historia del juego, una historia que, todo hay que decirlo, tampoco está nada mal. por lo menos de los tres últimos sandbox que he probado, este es el que mas me ha gustado, los otros han sido el L.A. Noire y el Saints Row The Third y tampoco es que se le pueda considerar 100% sandbox, es más un juego de persecuciones.

Quizás no lo recomendaría para su compra por tener un modo historia muy corto, y de tener unas persecuciones por debajo de Driv3r. Aún así tenemos una enorme cantidad de misiones secundarias que alargan la vida del juego y tenemos la posibilidad de comprar todos los vehículos que hay en él. He de decir que tampoco he probado el modo online que debe ser una maravilla intercambiando el vehículo.

Una pena que no podamos ver San Francisco de noche… pero al menos tenemos un juego que, según dicen, va a 60FPS constantes, y la verdad es que yo no he notado ninguna ralenticación, nisiquiera me ha salido ningún bug.

Imagen de previsualización de YouTube