Pues otra película surcoreana que no es un thriller, en este caso no se ni como definirla, quizás un drama mezclado con algo de terror al tratarse de una especie de infección, aunque en este caso no atacarán a los seres humanos.

La verdad es que para variar un poco y no ver un thriller no ha estado nada mal la experiencia aunque me esperaba algo más de su protagonista que prácticamente no ha hecho nada destacable hasta prácticamente el final de la película.

Historia

En el río Han en su paso por Seoul se encuentran unos cuantos cadáveres flotando con un estado muy avanzado de descomposición. Pero no serán los primeros que aparezcan y en una aldea algo más alejada se encuentran muchos más cadáveres.

Una extraña epidemia sacudirá Korea del Sur.

Tras una larga investigación se descubre que los muertos provienen de una infección vírica debido a la mutación de un gusano parasitario llamado Nematomorpha que en un principio solo afectaba a algunos insectos o crustáceos. Esos gusanos entran al cuerpo de la víctima y tardan un tiempo en crecer, cuando son mayores y para salir de su cuerpo hacen que esta tenga sed y necesite grandes cantidades de agua pudiendo incluso controlar mentalmente al huésped, es por eso por lo que al no aguantar más las víctimas al tener mucha sed se lanzan al río, lugar donde salen al exterior. La situación se volverá crítica cuando gran parte de la población esté infectada y la gente empiece a suicidarse en masa en cualquier lugar en el que haya una gran cantidad de agua.

Las víctimas tendrán una gran necesidad de beber agua.

Jae-hyuk es un antiguo profesor de bioquímica que trabaja para el departamento de ventas de una empresa farmacéutica, cuando descubra que su mujer y sus hijos han sido infectados hará todo lo posible para conseguir la única cura aparente para el virus, una medicina fabricada por su empresa que ha sido descatalogada y de la cual no quedan existencias.

Opinion

La verdad es que ha estado entretenida, aunque en algunas ocasiones se me ha hecho pesada ya que el protagonista lo único que hace es ir de un lugar a otro para poder salvar a su familia y sin prácticamente hacer nada que te haga pensar que tiene un doctorado de bioquímica, algo que haría que supiese descubrir la cura o que al menos lo intentase. Quizás lo mejor de la película, además de la parte de la investigación policial, sea la recta final.

Jae-hyuk estará desesperado para conseguir el antídoto.

El director de la película es Park Jung-woo el cual tiene tres películas a sus espaldas contando esta, que es la única que he visto. Hay que decir que fue guionista de una comedia llamada Attack The Gas Station que era bastante entretenida para ser de 1999.