Este es uno de esos juegos que hoy en día la gente se mira muy de reojo para acabar pillando el shooter de turno. Deception IV es distinto, muy distinto a lo que nos tienen acostumbrados esta generación y es una apuesta que se agradece

A pesar de que la saga no sea conocida por aquí ya hemos podido disfrutar de sus cuatro anteriores entregas en occidente, siendo la primera un juego en primera persona llamado Devil’s Deception en Europa, su segunda parte como Kagero: Deception II, la tercera llamada Deception III: Dark Delusion y la cuarta entrega que en realidad era la segunda de Kagero que fue la única en salir en PS2 y que aquí se llamó Trapt.

Historia

La historia nos lleva a una ficticia edad media en la que controlaremos a Laegrinna, la hija de un demonio que fue sellado por los doce santos con la ayuda de los versos sagrados. Junto a tres daemons sirvientas de su padre tendrá que recuperar los doce versos terminando con la vida de los descendientes de los santos los cuales se sentirán misteriosamente atraídos al lugar donde se encuentra por uno u otro motivo.

Esas daemons que nos ayudarán a acabar con nuestros perseguidores para recuperar los versos y liberar a nuestro padre serán Caelea, que nos proporcionará trampas elaboradas, Lilia con la que tendremos trampas para humillar a nuestros enemigos y Veruza con la que podremos elegir las trampas más sádicas y sangrientas.

Jugabilidad

Las cosas han mejorado mucho en cuanto a jugabilidad respecto a las anteriores entregas pero sigue manteniendo su sello de identidad: acabar con nuestros enemigos mediante trampas realizando combos. En esta ocasion no estaremos limitados a tres ataques designados a tres botones del mando si no que crearemos una cadena de trampas que iremos activando pulsando el botón X tal y como nuestros enemigos vayan pisando en ellas. En un principio estaremos limitados a tres trampas pero tal y como vayamos avanzando en el juego iremos desbloqueando nuevos huecos para añadir más trampa a nuestra cadena y así poder realizar un combo aún más devastador. También tendremos la posibilidad de comprar nuevas trampas, habilidades que podremos equipar y utilizar con el botón triángulo y trajes para nuestra protagonista.

Las trampas serán de tres tipos, las azules pertenecientes a Caelea nos darán puntos de elaboración, las amarillas de Lilia de humillación y las de color rojo que son las de Veruza serán las que nos proporcionarán puntos sádicos. Durante nuestra misión por acabar con nuestros perseguidores podremos combinar los distintos tipos de trampas y aprovechar las trampas del escenario para conseguir un combo más largo, además de volver a designas a las trampas anteriores una nueva y poder activarla cuando hayamos acabado nuestra cadena principal para continuar masacrando a nuestro rival, algo que hará que consigamos más Warl, la moneda del juego con la que podemos desbloquear cosas.

Habrá enemigos inmunes a algunas trampas, otros con armaduras a los que tendremos que destruírsela para hacerles más daño y algunos jefes que, tras activarlas una vez se aprenderán donde están colocadas. y es que el principal problema es que cuando nos acostumbremos a poner las trampas en un sitio y veamos que son efectivas junto a las trampas de escenario, volveremos a colocarlas siempre en el mismo lugar, algo que a veces puede acabar haciendo del juego algo monótono.

Aún así tenemos más modos de juego para darle más vida el juego, también tenemos el modo libre en el que podremos enfrentarnos donde queramos contra quien queramos, el modo Mision en el que se nos dará la oportunidad de volver a jugar misiones que nos hayamos pasado en el modo historia y, si bien el juego no tiene un Modo Online en el que enfrentarnos a otros jugadores si que tenemos el modo Cross-Quests que desbloquearemos al realizar con éxito una de las misiones del modo Misión.

Gráficos

Hay que decir que en este apartado Deception IV es inferior a muchos títulos, incluyendo otros juegos recientes de la compañía como Dead or Alive 5 o Ninja Gaiden 3: Razor’s Edge y nos ofrece unos escenarios menos detallados que estos pero que aún así tienen su propio encanto gracias a las trampas de escenario que nos encontraremos en ellos.

A pesar de eso no soy de los que se quejan de un apartado gráfico por no ser tan bueno como el de otros títulos y el juego cumple muy bien con su cometido tanto en los escenarios como en el de los personajes, estos últimos con unos diseños muy atrevidos para la protagonista y las tres Daemons de la mano de Hirotaka Maeda. También contaremos con el diseño de las trampas que están inspirados en elementos de tortura de la edad media.

Sonido

En esta ocasión y ya que parece ser es un juego dirigido a minorías y que ha salido con un mes de diferencia respecto a su versión japonesa, Deception IV viene con el doblaje original japonés y no tiene audio en inglés.

En cuanto a la música tenemos temas muy pegadizos de corte medieval para cada una de las pantallas y la que quizás sea la que a mi me guste el tema que suena cuando completamos un nivel.

Opinión

Como poseedor de tres de los anteriores capítulos he de decir que, a pesar de las novedades que incluye el juego respecto a las otras entregas sigue siendo un juego para minorías y que solo sabrán disfrutar unos cuantos. El juego es entretenido por el tema de las trampas y el conseguir realizar combos más y más largos, pero el que la IA de la nuestros enemigos sea prácticamente nula es lo que quizás le reste interés al juego. Ya podremos tener tres enemigos en pantalla que nunca los veremos realizar una estrategia conjunta contra nosotros si no que se lanzarán hacia nosotros a modo kamikaze realizando algunas de las acciones que tienen programadas según lo que hagamos, algunos enemigos evitarán las trampas y otros saltarán.

Aún así he de reconocer que este tipo de juegos me encanta, juegos de minorías y que siguen teniendo el sabor a los antiguos juegos japoneses echos con cuatro perras y para mi es algo que he de agradecer a Keisuke Kikuchi como productor y quizás más conocido por la saga Project Zero.

Yo lo he disfrutado como un enano y aún me quedan cosas por desbloquear, como trajes y algunas de las trampas más mortíferas del juego.