Las últimas películas de Stephen Chow me habían gustado. A pesar de tener varias películas anteriores a Shaolin Soccer, fue con esta última como se dio a conocer en occidente. ¿Quién no quería ver a Oliver y Benji en imagen real?

Ahora, después de la extraña Kung Fusion ha llegado CJ7 y me la he visto hace un ratito.

La película trata de una familia pobre, un padre y su hijo, Chow Ti y Dicky. El padre siempre está ocupado trabajando en la obra para que a su hijo no le falte nada y así poder llevarlo a un colegio privado.

La ropa del niño es ropa que ha ido cogiendo del vertedero, las zapatillas igual. Hasta que un día en el que dicen en las noticias que se ha estrellado una nave espacial encuentra una extraña bola verde con una antena de la que poco después sale un extraño extraterrestre perruno.

La historia no está tan mal si pensamos en que es un E.T. oriental, pero siendo de Stephen Chow se echa en falta mucho más humor y efectos especiales imposibles. Aparte de eso nos trae una historia sentimental entre un padre (que nadie le rie las bromas) y un hijo teniendo un buen momento lacrimógeno casi al final de la película aún sabiendo lo que va a suceder, porque es que es todo muy predecible.

No es mala película, pero siendo de Stephen Chow te esperas más.

Entrada Original: http://master-hunters.blogia.com/2009/010602-cj7.php