Empieza fuerte el 2009 con los estrenos en cartelera, de la cual me interesaban 3 películas: Rockanrolla, Cuestión de Honor y Repo! The Genetic Opera. Si, vale, nada que ver con el título de la noticia, pero no todos queriamos ver una de esas 3, así que a cara o cruz ha tocado ver la Ciudad de Ember.

Nada más empezar la película ya me he llevado la primera sorpresa, y su nombre ha sido Tim Robbins, que si bien es un actor que sale en muy pocas películas, en todas las que sale borda el papel (Os recomiendo «La Escalera de Jacob«) y poco después la segunda sorpresa con un nombre bastante conocido, Bill Murray.

La verdad es que ni conocía el libro (aquí llamado la «Ciudad de la Oscuridad«) ni había visto nada relacionado con la película, por lo que al entrar solo tenía una cosa en mente… Jovenes+Aventuras = Narnia. Nada bueno.

Y sorpresa. La película nos cuenta como después de una guerra nuclear, los supervivientes de la humanidad sobreviven en una ciudad subterranea que poco a poco y tras 200 años enterrados bajo tierra ya están casi sin comida y con un generador a punto de estropearse, por lo que están apunto de quedarse en una total oscuridad.

200 años antes, los constructores de esa ciudad dejaron un mensaje oculto en una caja con una cuenta regresiva de esos 200 años, y que es entregada al alcalde de la ciudad para que vaya pasando de generación en generación hasta el día que se abra. Pero la cadena se rompe al morir repentinamente el 7º Alcalde y la caja es guardada en un desván.

Es entonces cuando Lisa y Doon deben descubrir que se esconde tras los planes del actual alcalde, porque todos los animales han crecido de tamaño y que han de hacer para sobrevivir a esa oscuridad.

Hay que decir que la película me ha gustado, no me lo esperaba. El que conozca el juego Bioshock verá que tiene aspectos que recuerdan al juego: Una ciudad subterranea en vez de sumergida, tecnología del pasado en el futuro y bueno, a falta de un Big Daddy han metido un topo gigante. Little SistersLas no existen, pero si la hermana pequeña de la protagonista que come desde lana hasta papel. Y sin olvidarnos de… R2-D2. Si, como leeis, un robot muy parecido y que incluso hace los mismos sonidos.

Buena película para pasar el rato con un guión muy sencillo y que a veces flojea en el que nadie está en peligro, solo la camisa del alcalde, que casi revienta.

Entrada Original: http://master-hunters.blogia.com/2009/010302-ciudad-de-ember.php