Si a principio de mes ponía que me había acabado de cambiar el ordenador porque se me quemó la placa base, hoy me ha llegado lo último que he comprado para acabar de tenerlo completo.Lo que he comprado ha sido un monitor Samsung XL2270HD jubilando mi antiguo BenQ FP73I de 17″ y con más de 10 años a sus espaldas.El cambio ha sido más un capricho que una necesidad ya que el BenQ funciona perfectamente y se podía poner a buena resolución para el tiempo que tenía, pero quería un monitor HD y en formato panorámico con el que poder retocar mejor los vídeos, así que se me metió en la cabeza y hasta que no lo he comprado, no he parado, lógicamente.

El elegido ha sido este monitor de Samsung y que casualmente lleva el mismo mando que la tele que me compré hace un tiempo.A las 11:30 de esta mañana llamaban a mi puerta y poco después la tenía en mis manos tras pedirla ayer. Poco después ya había quitado el BenQ de la mesa y el Samsung sobre ella conectada a la electricidad y con el cable HDMI conectado a la tarjeta gráfica del ordenador. Pero… se veía como el culo.

He probado de todo: Conectar otro PC, conectarle la 360, llamar al servicio técnico de Samsung (que no tenían ni puta idea de que podía ser) e incluso a la tienda donde la compré, los cuales me han dicho que la devolviese.

Poco después he empezado a  cambiar la resolución en el panel de control. A 720p se veía bien, pero era un monitor FullHD, por lo que lógicamente debería verse bien a 1920×1080.

Fuí probando a subir poco a poco la resolución, pero cuando lo ponía a más de 1680×1050 ya se volvía a ver mal. Pero al menos a esa resolución ya he podido buscar más información por internet y finalmente he encontrado la solución, la tontería más grande que os podáis imaginar y que Samsung tendría que hacérselo mirar.

Lo que se tenía que hacer era cambiar el nombre del canal HDMI de «» a cualquier otro nombre preconfigurado, en este caso he puesto «PC» y ha funcionado a la primera, ya lo tengo a una resolución de 1080p.

El monitor en si es una pasada y tiene una calidad de acabados impresionante con un marco transparente alrededor de todo el monitor, además de unas luces que se encienden al lado del piloto de encendido en cuanto tocas por esa zona, siendo todos botones táctiles.