No tenía ni idea de que había salido un Live Action basado en este manga, manga el cual se convirtió hace un par de años en uno de mis favoritos, al igual que su anime que, a pesar de ser una muy buena adaptación, por la poca cantidad de episodios no llegaba a enseñar lo que ocurría después con el grupo.

Lo bueno que tenía el anime era la música, que era específica para el anime y tenía muy buenos temas, como Moon in the Water, Follow Me o la,  a veces repetitiva, I Got a Feeling (cover de una canción de The Beatles) o incluso el Opening llamado Hit in the USA.

Historia

Yuki Tanaka es un aburrido chico de secundaria del cual se aprovechan los del club de música para que les haga los recados o incluso les vaya a buscar lo que le pidan y que lo pague de su bolsillo. El chico es conocido como Koyuki debido a que en cursos anteriores había otro alumno con el mismo nombre.

Pero un día mientras vuelve a casa encuentra a unos norteamericanos borrachos maltratando a un perro por lo que decide intervenir y salvar al animal. Cuando los americanos le intentan dar una paliza aparece un extraño chico llamado Ryusuke “Ray” Minami armado con una pistola e intenta salvarlo. Pero pronto se dan cuenta de que el arma es de mentira y acaban dándole una paliza al chico.

Antes de que Koyuki pueda darle las gracias, este sale corriendo y se mete a una sala de conciertos, por lo que decide seguirlo. Allí ve que la persona que lo ha salvado toca en una banda y toca bastante bien la guitarra, una guitarra muy extraña con agujeros de bala a la que llama Lucille.

Después de agradecerle a Koyuki el haber salvado a Beck, el joven estudiante le pide que le enseñe a tocar la guitarra. Es entonces cuando conoce a Maho, la hermana de Ryusuke, la cual, a pesar de ser japonesa, ha estado viviendo igual que su hermano en Nueva York y hay algunas cosas del japonés que las tiene olvidadas.

A partir de ahí Ryusuke empezará a montar su propia banda a la cual llamarán Beck, pero el camino a la fama no es nada fácil y todos parecen que estarán en contra de los jovenes para que no puedan triunfar.

Opinión

Hace poco que salió la adaptación de imagen real de Gantz y que la verdad ha pasado lo que me temía con ella, sin nada de gore ni escenas de sexo, por eso, y porque de momento está sólo en inglés, aún no la he visto. Pero Beck es diferente, no necesita efectos especiales, aunque si buena música y en parte lo han conseguido con alguna canción.

Desgraciadamente no oiremos cantar a Koyuki, pero si a Chiba, por lo que las canciones de este último son, para mi, mejor que las del anime (las cuales no me gustaba tanto rapeo), ejemplo de ello lo tenemos con la canción Revolution.

Es incompresible el porque no han utilizado las grandes canciones del anime como las que he mencionado más arriba. Entiendo que hayan quitado la parte en la que Maho se baña en la piscina en pelotas, desgraciadamente el cine normal japonés es así y sus idols no posan desnudas ni salen en películas desnudas. Pero es que el dueto del Moon on the Water de Maho y Koyuki en la piscina o el de Follow Me eran impresionantes.

En cambio tenemos canciones de Oasis con su Don’t Look Back in Anger, Red Hot Chili Peppers con Around the World y The Black Crowes con la de Remedy. Además de unas cuantas canciones japonesas que componen la banda sonora.

En los momentos en los que Koyuki canta tenemos silencio en las vocales y solo suena el resto de instrumentos. En parte esta bien porque te imaginas tú lo bien que canta (aunque a mi en la serie me gustaba como cantaba), pero por otra parte queda algo extraño.

Con Beck tenemos una buena adaptación de un buen manga, aunque acaba en la misma parte que el anime, el festival Greatful Song.

Los protagonistas son casi extactos a los del manga/anime, siendo Koyuki el que menos parecido tiene, pero Ryusuke, Chiba, Taira, Saku (con los ojos abiertos) e incluso Maho son prácticamente idénticos. La ropa que llevan también parece sacada del manga, sobretodo las camisetas que suele llevar Maho.

Por otro lado, los Dying Breed con Eddie en cabeza o con Matt también son clavados, así como Leon Sykes, que acojona y todo, tan cabrón como siempre. Quizás el que menos parecido tenga sea Beck, el perro que da nombre a la serie y que no es más que un perro normal y corriente y no uno reconstruido a partir de trozos de otros.

Vídeo

Muy buena adaptación, que si os gusto tanto el anime como el manga no deberíais perderos, pero estáis avisados con el tema de las canciones, no esperéis las mismas de la versión animada.

Imagen de previsualización de YouTube