Y después del fracaso que resultó ser el último juego de Aliens de SEGA programado por la para mi ya nefasta Gearbox y sus aburridos Borderlands, tras ese horrible Aliens: Colonial Marines en el que los gráficos no fueron los mostrados anteriormente y la inteligencia artificial de enemigos y compañeros dejaban mucho que desear, la compañía japonesa decidió anunciar un juego basado en la franquicia del xenomorfo, Alien: Isolation, en el que el protagonismo recaería sobre Amanda Ripley, la hija de la indiscutible protagonista de la saga, junto al Alien, por supuesto.

No muchos confiaban en The Creative Assembly a pesar de ser una compañía que lleva mucho tiempo realizando juegos para SEGA, como Viking: Battle For Asgard, o algunos juegos de estrategia de la saga Total War. Ahora, por fin tenemos entre manos este nuevo juego de la franquicia creada por Ridley Scott, y creedme que para mi ha cumplido las expectativas como una continuación digna de esa primera Alien: El Octavo Pasajero.

Historia

Tras recibir una señal de socorro de un lejano planeta, “Madre”, el ordenador de abordo del carguero espacial Nostromo decide cambiar su trayecto de vuelta a la Tierra y dirigirse hacia la señal. Allí encuentran una enorme nave alienígena en la que descubren un nido lleno de huevos, de uno de ellos al abrirse aparece una criatura que se engancha a la cara de Kane, uno de los miembros de la tripulación de la nave, a través del casco y dejándolo inconsciente.

Aparentemente recuperado y con el “abrazacaras” muerto tras desprenderse por si solo, otra extraña criatura sale del interior de Kane y escapa por los conductos de ventilación de la nave, creciendo después en una mortal criatura y dándoles caza uno a uno sin que apenas puedan hacer nada por acabar con ella. Es entonces cuando Ellen Ripley consigue autodestruir la nave con el alienígena dentro y siendo la única superviviente de la Nostromo, se pierde el rastro de ella.

Han pasado 15 años desde que la teniente Ellen Ripley y su tripulación se enfrentase a una extraña criatura en la Nostromo. Su hija Amanda no ha perdido la esperanza de volver a encontrarla con vida y es por ello por lo que realiza trabajos de ingenieria en el sector cercano a donde desapareció su madre.

Es entonces cuando llega Christopher Samuels, un sintético de la compañía Weyland-Yutani y le dice que posiblemente la hayan encontrado. Una nave llamada Anesidora que ha aterrizado en la estación espacial Sevastopol perteneciente a la SEEGSON Corporation, ha recuperado la caja negra de la Nostromo en la que se puede escuchar un mensaje de ayuda de Ellen Ripley.

A bordo de  la nave Torrens, una nave de una clase parecida a la Nostromo, su tripulación llega a la Sevastopol, pero tras una transmisión entrecortada en la que apenas pueden ponerse en contacto con la estación, deciden abordarla, pero una explosión hacen que se parta el cable por el que están cruzando y se separen, entrando Amanda por una exclusa cercana.

Ya en el interior, Amanda se encuentra con una estación prácticamente destrozada, con cadáveres por todas partes, humanos luchando por la supervivencia divididos en dos bandos, y con APOLLO, la I.A. de Sevastopol controlando los accesos y haciendo seguir su ley mediante los Androide Amigo, unos robots sintéticos de SEEGSON menos sofisticados que los de la Weyland-Yutani. Amanda tendrá que abrirse paso por la estación intentando encontrar la caja negra de la Nostromo, pero muy pronto verá que lo más importante es sobrevivir, ya que por si fueran pocos los problemas que hay en la estación, ha y una criatura que da caza a todo ser viviente que hay en ella.

Jugabilidad

El género que nos ocupa es un juego en primera persona en el que únicamente veremos las manos de nuestra protagonista y, en menor medida sus piernas. No será un FPS al uso en el que iremos repartiendo tiros a diestro y siniestro, si no que se ha cogido como ejemplo otros juegos de este género de terror como puedan ser Amnesia o Outlast ambientándolo en el universo Alien de Ridley Scott.

Así, que como he dicho, controlaremos a Amanda por la Sevastopol equipada con un sensor de movimiento para detectar la posición del xenomorfo y de otros enemigos, la verdad es que acojona ver en el radar como se aproxima a toda velocidad, escondernos y ver que pasa de largo justo por donde estamos nosotros, escuchándose sobre nuestras cabezas el ruido de los conductos de ventilación al pasar. Para evitar al Alien tendremos que estar atentos al radar y cuando esté cerca caminar lentamente o agachados para que no nos escuche, también podremos optar por la técnica de las tortugas y escondernos debajo de una mesa e incluso una taquilla, pero teniendo mucho cuidado de no estar mucho rato en el mismo sitio o de utilizar nuestro sensor cuando lo tengamos cerca, ya que su característico sonido será una de las cosas que haga que de con nuestra posición. También podremos escondernos tras una mesa o una esquina, y utilizar uno de los botones superiores de nuestro mando para fijar al personaje y poder observar agazapados en cualquier dirección, algo que se me ha hecho muy necesario a lo largo del juego.

Nuestra misión en el juego será recorrer la estación espacial intentando encontrar la caja negra de la Nostromo, pero muy pronto se convertirá en una misión de supervivencia con el único objetivo de escapar. Para ello, además de contar con el sensor de movimiento contaremos con otro tipo de armamento, no solo para combatir contra el Alien, si no también para combatir contra los Androide Amigo o los seres humanos hostiles que quedan en la estación.

Contaremos con granadas explosivas, de humo, cegadoras, de sonido, de movimiento, de pulso electromagnético, e incluso una porra eléctrica de la que necesitaremos encontrar recargas. A nuestra disposición tendremos bengalas para iluminar zonas oscuras y que podremos lanzar para ver más adelante o una linterna. Muchas de esas armas las iremos encontrando en menor medida, pero también podremos fabricarlas cuando encontremos los planos para ello, combinando piezas que vayamos encontrando y contaremos con distintas armas de fuego y, como no, el lanzallamas, algo que tardas en conseguir, pero que sin duda todo el mundo espera poder conseguir para intentar freír a ese bicho.

En un principio con tanta granada distinta no ves el momento oportuno para utilizarlas, ni siquiera las ves de utilidad. Es más avanzado el juego cuando ves las distintas posibilidades que te ofrecen para enfrentarte al xenomorfo, a los humanos o a los androides y viendo las diferentes reacciones que tienen a ellas.

Durante nuestro paseo por la Sevastopol no todas las zonas estarán abiertas y tendremos la oportunidad de volver más avanzada la aventura. Para ello tendremos una llave de mantenimiento que además de servirnos para ataques cuerpo a cuerpo valdrá para quitar abrazaderas que bloquean algunas puertas, el sintonizador de acceso, con el que podremos piratear terminales y puertas, y el soldador, dos herramientas con diferentes niveles de potencia y que necesitaremos encontrar una mejora para poder acceder a niveles inaccesibles por la poca potencia de estas.

Una de las cosas que me han gustado del juego es la IA del juego, un Alien capaz de sentirte y escuchar según que sonidos cuando está cerca tuyo siendo una muerte más que segura. Quizás he echado en falta que salte algunos obstáculos, o se suba a alguna mesa mientras estamos escondidos, ya que lo que hará, a pesar de ser muy rápido, es correr rodeando el obstáculo para atraparnos, cuando creo que lo más normal en esta criatura hubiese sido eso, saltar por encima de ellos. Al final, y quizás por culpa de la longitud del juego me he acabado acostumbrando a sus apariciones y a decidir cuando moverme de una forma u otra dependiendo de lo que muestre el radar, incluso prediciendo si está por los conductos o en una estancia cercana.

Para lo último en este tema dejo lo que para mi ha sido lo mejor del juego, los puntos de guardado. Solo tendremos puntos de control al empezar la zona en la que estemos, algunas de ellas son grandes y se nos hacen más grandes si tenemos que ir lentamente a escondidas evitando al Alien, sufriendo por que no nos atrape, metiéndonos debajo de una mesa justo cuando aparece por el conducto de ventilación, todo eso hará que una zona nos dure bastante, y que cuando lleguemos a uno de los mencionados puntos de guardado estemos ansiosos por grabar partida. Pero no grabaremos directamente, no, si no que la máquina donde grabamos mediante una tarjeta de acceso nos avisará si cerca tenemos a un enemigo y mientras dura un proceso en el que se encienden unas lucecitas podemos mirar a nuestro alrededor pro si acaso nos aparece un enemigo y nos mata antes de grabar… algo que ya sabemos todos, jode.

No solo quedaremos expuestos al grabar, también lo haremos abriendo puertas o arrancando generadores, ya sea con el sintonizador de acceso como con cualquier palanca, y más aún cuando a todo eso se le suma el soldador. Par abrir algunas de las puertas tendremos que accionar una o dos palancas y cada una de ellas necesita una combinación de teclas, algo que si no hacemos rápido nos expone más a la amenaza que nos acecha.

También tendremos un Modo Supervivencia que apenas he probado y en el que tendremos que cumplir ciertos requisitos, además de que no podremos utilizar el mapa de la Sevastopol, cosa que hará mucho más difícil saber a donde ir y más teniendo al acecho al Alien en todo momento. Este modo es el que irá recibiendo contenido descargable en el que se no contarán diferentes historias.

Gráficos

El título rezuma un aire retro muy bien conseguido, un aire retro que es el que podíamos ver en la primera película de Ridley Scott, empezando por el logo de la 20th Century Fox con un efecto de tracking de una cinta rayada, como por los distintos elementos que decoran las naves y la estación especiales, con monitores de fósforo verde incluidos y cuando grabemos o carguemos partida nos saldrá una cinta de cassette en la esquina superior.

Gráficamente en su versión para PS3, que es a la que he jugado yo, el juego me ha sorprendido gratamente, si bien utiliza un reescalado a 1080p y las texturas, lógicamente, son peores que en las consolas de nueva generación, pero hay que decir que Creative Assembly ha hecho un trabajo excelente para que el juego se vea de maravilla en todos los sistemas en los que ha salido Alien: Isolation. La ambientación es buena sea donde sea, unos con más efectos que en otra, pero en las consolas antiguas sigue mostrando unos efectos de humo y vapor y de partículas que muy pocos juegos tienen.

El juego tiene una ambientación increíble que juegan uno de los papeles más importantes del juego, y que sin él no sería tan acojonante como es. Tendremos estancias amplias con miles de cosas destruidas, estancias más pequeñas con todo tipo de iluminación y efectos y también tendremos conductos oscuros por los que pasar con la ayuda de nuestra linterna o bengala. Todo ello con un maravilloso trabajo de detalles por parte de sus creadores que no solo nos mostrarán el interior de la Sevastopol, si no que tendremos momentos en los que veamos el exterior de la misma vestidos con nuestros trajes de astronauta y viendo a través del visor del casco mientras caminamos muy lentamente.

Lo que quizás me choca y que parece que sufren las versiones para las consolas más modernas, es que los vídeos se ven un poco raros, como si no fuesen muy fluidos. En PS3 también hay un par de veces en el que el juego se ralentiza bastante, una me pasó cuando se juntaron en pantalla varios habitantes de Sevastopol con el Alien y otra en la que el xenomorfo apareció por uno de los conductos de ventilación.

Sonido

Si ya decía que la ambientación era increíble y nos metía el miedo en el cuerpo, hay que decir que todo esto sube a un nivel más elevado gracias al sonido que nos mantendrá alerta en todo momento, con chisporreteo de cables pelados, golpes lejanos, el crujir del metal de la estación y, sobretodo, su increíble banda sonora rescatada de la película original y creada por ese genio llamado Jerry Goldsmith. Una banda sonora que se adapta perfectamente a cualquier situación del juego.

Por otra parte el juego nos viene completamente doblado y subtitulado al castellano, y a pesar de que a mi me guste darles una oportunidad a los juegos doblados a nuestro idioma si se hace un buen trabajo, no a todo el mundo le gustan, y una cosa que me parece curiosa y sorprendente a estas alturas es que en el juego no se puede seleccionar el doblaje original en inglés y si se puedan el resto de idiomas de la Comunidad Europea, quizás por miedo de las distribuidoras a que el juego sea importado, algo que me parece COMPLETAMENTE absurdo ya que si configuramos la consola en inglés podremos disfrutar del mismo, pero no podremos seleccionar ninguno de los otros idiomas, ni en audio ni en subtítulos.

Opinión

Y es que el juego me ha gustado, pero se me ha hecho largo en algunos momentos, quizás sea porque hay muchos momentos climáticos en los que creemos que vamos a terminar la partida y que acabemos yendo a una nueva localización a hacer lo mismo que hemos estado haciendo durante todo el rato: escondernos, abrir puertas, eso es algo ocurre muchas veces y aunque lo agradezco porque nos muestra cosas bastante interesantes, el ir escondido y acojonado todo el rato no ayuda… por que si, me he acojonado como no lo había hecho en mucho tiempo y a veces he tenido que dejar el mando por la angustia que da el puto juego, algo que nunca había hecho y por lo que felicito a SEGA y sobretodo a Creative Assembly por traernos un juego que por fin disfrutarán los amantes de Alien, la excelente creación del recientemente fallecido H.R.Giger.

No esperéis un juego de Aliens porque no lo es, olvidaos por un momento de la película de James Cameron y centraos en Alien ya que todo lo que vemos en el juego está ambientado en el universo que creo Ridley Scott añadiendo algunos de los términos de la segunda película, como el nombre de La Compañía. Estamos ante

Por si esto no fuese suficiente y si hemos adquirido la Edición Ripley  podremos disfrutar de dos excelentes capítulos llamados Última Superviviente y Tripulación Prescindible, dos DLC en los que viviremos algunos de los eventos de la primera película en la Nostromo, contando incluso con el doblaje español original. El juego contará con más DLC pero será para el modo superviviente.

Finalmente decir que la historia me ha enganchado de principio a fin, ya que no solo es una historia en la que se nos explica la busqueda de Ellen Ripley por parte de su hija, si no que también es la historia de una compañía que no pudo contra el mayor avance tecnológico de la Weyland-Yutani en la conquista del espacio, de los habitantes de una estación que tuvieron que lidiar con las decisiones por el cierre de esta y por la posterior invasión de una criatura depredadora que empezó a darles caza. En resumidas cuentas, nuestro peor enemigo en todo el juego es la misma Sevastopol en la que no sabremos que pasará tras dar la vuelta a la siguiente esquina.

Sin duda un juego que me ha gustado por su genial personaje protagonista, Amanda Ripley, la cual está en todo momento a la altura de su madre, su genial ambientación, tanto por sus escenarios como por su sonido y música. También he de decir que, a pesar de tener una buena historia como he comentado también tiene alguna cosa por el final que veo mejorable e inexplicable, aunque también está claro que es muy posible que suceda debido al gran tamaño de la estación.

Lo trajes a mi me recuerdan a armaduras de samurai.