Otra película de las que había oído hablar y aún no había visto.

Estos días me he visto varias de mafias koreanas, pero sin duda la mejor de todas ellas  ha sido esta.

Historia

Byung-doo es un gangster con un grupo pequeño de hombres a sus ordenes. Lleva tiempo intentando subir de rango en el mundo del hampa pero todo le ha ido mal. Su anterior «padrino» se fue con todas las ganancias del grupo. Es por eso por lo que no puede ni siquiera pagar el alquiler del piso de su madre.

Pronto le llega su primera oportunidad por parte de su inmediato superior y le encomiendan el hacerse cargo de un casino. Pero la mala suerte sigue a su lado y mientras está hablando con un amigo suyo del colegio, el casino es atacado por una banda rival.

Después de una encarnizada lucha y creer que el jefe les agradecerá haber acabado con los hombres de esa banda, le quitan de encargado del casino ya que otro compañero suyo había acudido en su ayuda.

Es entonces cuando decide dos de las cosas que le llevarán al éxito y puede que al fracaso. Por una parte empieza a hacer trabajos mayores para el jefe de la organización sin que se entere su jefe. Por otra parte, por hacerle un favor a su amigo para que pueda hacer una película de gangsters lo más real posible, les dice a sus hombres que le expliquen todo lo que hacen y como viven.

Opinión

Una película muy buena. De como un gangster sube posiciones en una organización mediante algunos trabajos sucios. Las peleas son muy bestias y muy buenas.