Hace mucho tiempo que tenía pendiente por ver esta película y gracias a Rub, que hace unos días que se la compró, me acordé de que aún no la había visto.

A mi la primera parte me gustó, por lo que me alegré cuando anunciaron una segunda parte, que la verdad no desmerece a la primera, aunque se echan en falta a los vecinos y en esta ocasión tengamos a un grupo de GEOs (GEI al ocurrir los hechos en Barcelona y llamarse Grup Especial d’Intervenció) que entran al edificio donde ha ocurrido la infección.

Historia

Quince minutos después del final de la primera parte, un grupo de los GEI de los Mossos d’Esquadra llega al edificio. Allí les presentarán a un agente del Ministerio de Sanidad llamado a Owen que les informa del tipo de infección que se encontrarán en el interior del edificio, diciendo que es algo parecido a la rabia.

Ya en el interior del edificio consiguen llegar al ático sin ningún problema viendo que parece abandonado y no hay ningún rastro de vida. Pero después de inspeccionar un poco, escuchan música en una de las plantas más abajo por lo que deciden ir a investigar.

Rosso, el cámara del grupo,  pincha la cámara del casco de uno de sus compañeros que se introduce en el interior de la vivienda. Allí es atacado por un infectado y sus compañeros deciden entrar para ayudarlo, pero este ya se ha convertido en uno de esos seres, por lo que lo encierran en un cuarto y vuelven al ático pidiéndole explicaciones a Owen por la forma en la que ha logrado reducir a su compañero.

Descubren que Owen es un cura enviado por el Vaticano que está en busqueda de la sangre de la niña Medeiros. Además de eso les explica que no es una infección, si no que son posesiones y que necesita la sangre de la niña original para hacer un antídoto y así salvar futuras posesiones.

Ellos no son los únicos que han entrado al edificio, un grupo de dos hombres y tres niños han conseguido entrar, así que intentan detenerlos, pero se esconden en uno de las viviendas y no pueden encontrarlos debido a que son atacados por un gran grupo de infectados por lo que se atrincheran en una casa en otra planta.

Opinión

Sinceramente con la inclusión de los GEI me esperaba algo peor. La película nos cuenta tres historias, la de los Mossos, la de los niños y una última en la que estarán todos juntos.

Pero los GEI no son los S.W.A.T. y siguen siendo personas normales que se cagan de miedo ante una situación que se les escapa de las manos y de su comprensión, se ponen nerviosos y también quieren escapar del edificio a toda costa a pesar de que eso signifique no cumplir con su misión.

No voy a decir lo de: «Si te gustó la Bruja de Blair miraos estás películas», más que nada porque ni siquiera la he visto, y quizás lo más parecido que he visionado sea Cloverfield (Monstruoso), otra película que me gustó por su estética.

Si tenéis tiempo y ganas de pegaros un par de sustos, además de manteneros en tensión durante su duración, no dudéis de ver las dos películas, merecen la pena, además de ver otras películas del mismo director, que os sorprenderán por sus finales poco típicos en el cine de terror (aunque vista una película suya ya sabes como acabarán las demás)